Alquilar audiolibros

Alquilar audiolibrosAlquilar audiolibros es realmente divertido, y también es una gran alternativa si eres una persona ocupada. Tanto mi esposa como yo tenemos carreras muy demandantes, además de dos hijos, por eso no tenemos el tiempo necesario para sentarnos y leer un libro a menudo. Aunque nos gustaría comprar la mayoría de nuestros audiolibros, pertenecemos a un par de sitios de audiolibros que se especializan en alquilar audiolibros. Nos gusta alquilar audiolibros cuando no estamos seguros si deseamos comprar el libro para agregarlo a nuestra biblioteca de audio.

Alquilar audiolibros funciona prácticamente como alquilar DVDs online. Te unes con una membresía mensual y pagas una tarifa cada mes. Muchos sitios para alquilar audiolibros tienen dos o tres planes diferentes. Puedes decidir que plan es el que se ajusta mejor a ti, en términos de que tan seguido planeas alquilar audiolibros. Algunos sitios permiten tener un período de prueba inicial, durante el cual se te permite alquilar uno o dos audiolibros sin cargo alguno, y luego puedes cancelar la suscripción o unirte. El período de prueba gratuito es realmente grandioso para tener una noción sobre si el sitio y su servicio son de tu gusto, o no.

Debido a que vas a alquilar audiolibros en lugar de comprarlos, no se encuentran disponibles para descargarlos. Te los envían por correo en formato de CD, y una vez lo lees debes devolverlo por la misma vía. No puedes alquilar un nuevo audiolibro hasta tanto no hayas devuelto el anterior. Algunos sitios prefieren que tengas una lista de libros que te interesan a la hora de alquilar audiolibros. Así cada vez que deban enviarte uno lo sacarán de la lista.

Alquilar audiolibros es realmente una forma barata de acceder a muchos audiolibros por un precio razonable. He tenido muchos amigos que comenzaron por alquilar audiolibros, y muchos de ellos rápidamente se dieron cuenta de lo genial que son los audiolibros, por lo que se decidieron a comprarlos para así poder escucharlos de nuevo en otro momento. Otros simplemente los alquilan de vez en cuando. Cualquiera de estos modos es una buena forma de proceder.

Una de las experiencias que mi esposa tuvo recientemente al alquilar audiolibros, fue con un libro que realmente disfrutó. El libro era “en defensa de la comida: manifiesto de un comensal”. Siendo una excelente madre y esposa, siempre quiso mantener saludable a la familia, por lo tanto disfruta de los libros sobre comida y nutrición. Pero también aprendió que hay muchos libros aquí que ella no quiere comprar. Así que para ella, alquilar audiolibros como este tiene sentido. En realidad ella disfrutó este libro, así que como resultado, prohibió todas las comidas “divertidas” de la casa y ahora tengo que comerlas a escondidas!

De cualquier modo, si nunca has probado los audiolibros, puedes intentar primero alquilar audiolibros, y te garantizo que los disfrutaras!