Audiolibro gratis

Audiolibro gratis

Audiolibro gratis

Mi esposa cariñosamente me llama “el rey de los audiolibros” debido a mi amor por los audiolibros, especialmente si se trata de un audiolibro gratis (ella creyó que “rey” sonaba mucho mejor que “adicto” aunque esta segunda opción es un poco más precisa). Puede decirse que amo completamente a los audiolibros. Ser un profesional ocupado, y con familia, hace que no cuente con tiempo para sentarme a leer. Pero con los audiolibros, puedo escuchar mientras manejo, me ejercito, o hago tareas en las que no preciso pensar mucho. Puedo descargarlos en mi iPod, ponerlos en un CD en el auto, o escucharlos en la versión MP3 en la computadora. Los he estado comprando desde que salieron al mercado hace algunos años. Son realmente el mejor producto desde el pan de molde.

Aunque “gratis” suena genial, si estás buscando el último Best-Seller de Dan Brown, no lo conseguirás como un audiolibro gratis. De hecho, si te encuentras en la red con un individuo o un sitio que te ofrece un best-seller actual como un audiolibro gratis, entonces probablemente sea ilegal. Así que debes ser cuidadoso cuando eliges este tipo de ofertas. Sin embargo, he encontrado, para mi beneplácito, que hay un par de formas de conseguir un audiolibro gratis.

La primera forma es unirse a un sitio de audiolibros que ofrezca pruebas gratuitas. A menudo, durante el período de prueba, tienes la posibilidad de descargar un audiolibro gratis. Tienen la esperanza de que si lo disfrutaste por supuesto te unirás al sitio con la membresía mensual. Esta es una gran forma de acceder a ese audiolibro por el que te mueres. Por supuesto que, no recomiendo usar la membresía gratuita para conseguir el audiolibro gratis y luego cancelar el servicio.

Con el período de prueba gratuito tienes acceso a una gran selección de títulos populares para elegir tu audiolibro gratis. La primera vez que hice esto fue luego de que mi esposa me sugirió correr una maratón (estoy seguro que era su plan para hacerme perder esos kilitos de mas que subí luego de casarnos). De todos modos, no estaba disfrutando mucho de todos esos kilómetros corridos, así que me suscribí para conseguir un audiolibro gratis en un sitio online. Siendo un aficionado de la autoayuda, elegí un clásico best-seller de Wayne Dyer, “tus zonas erróneas”. Supuse que escucharlo me iba a mantener inspirado.

Bueno, realmente me encantó el audiolibro gratis (el cual descargue a mi iPod) y encontré que escucharlo hacia de mis largas corridas algo mucho mas disfrutable. El tiempo volaba y era capaz de apegarme a mi rigurosa agenda de entrenamiento. De inmediato pague la accesible tarifa mensual cuando terminó el periodo de prueba, así pude conseguir más audiolibros para salir a correr y para mis viajes diarios. La calidad y la selección eran tan buenas que sinceramente no me importaba que mi período para descargar un audiolibro gratis se hubiera terminado.

Otra forma legal de conseguir un audiolibro gratis es unirte a sitios que tienen una gran colección de libros clásicos que ya son parte del dominio público. A diferencia de los libros nuevos, estos libros fueron publicados hace décadas y sus derechos de autor han expirado. Por lo tanto son esencialmente libres para todo el mundo, y pueden ser ofrecidos como un audiolibro gratis porque no se debe pagar regalías al autor. Personalmente, disfruto más de los best-Sellers más recientes, pero mi esposa ama a algunos de los viejos clásicos como los libros de Jane Austen que ya son parte del dominio público.

Así que esas son un par de opciones, si has estado queriendo conseguir audiolibros, y deseas empezar por un audiolibro gratis. Ya sabes que debes tener cuidado, es muy fácil que te enganchen! Pronto te encontrarás escuchando a tus audiolibros cada vez que puedas. Son la invención perfecta si amas leer pero te encuentras muy ocupado como yo!